Statcounter

martes, 1 de noviembre de 2016

Contando los días


Esperando




Ayer, 23 de octubre, mi nieto, que habla un español muy especial, me dijo:
- Yaya ¿sabes? esta sí que va a ser la semana más feliz de mi vida.
- ¿De verdad? - le pregunté- ¡esto sí que es una noticia! ¿qué vas a hacer?
- Es la semana de Haloween y voy a ir disfrazado al cole.
- ¡Que chulo! - le dije, porque es que no me sale decir "que guay"- ¿y ya sabes de qué te vas a disfrazar?
- Sí, voy a ir de Herry Potter. Ya tengo el traje, solo me falta la camisa blanca, espero que la encontremos. Las gafas también las tengo que buscar, porque tenía unas pero ahora no sé dónde están. 
- ¿Ya te ha hecho Papé la varita mágica?
- No, aún no, pero llevaré una que me compraron cuando fui a ver la exposición de Harry Potter, es igual que la mágica pero no es mágica, pero quedará bien.
- ¡Estupendo! ¿Me mandarás una foto, para que vea lo guapo que estás con ese traje? -le pedí
- Sí, ya le diré a mamá que me haga una, porque si me la hago yo mismo a lo mejor no me ves bien.
- ¡Que suerte tienes de tener esa fiesta en el cole! bueno, aún faltan unos días, ya hablaremos.
- Sí, hay que esperar hasta el viernes, tienen que pasar cinco noches - me contestó con resignación.
- Pues duerme tranquilito, tesoro, descansa bien para que estés en forma cuando llegue ese día.
- Sí... Buenas noches, yaya.
Ahora me doy cuenta de que, esta fiesta, que no me ha gustado nunca, me empieza a caer simpática.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario