Statcounter

jueves, 11 de enero de 2018

Preguntas importantes


Y deseos de todo tipo

Que nadie piense que entre un nieto de 7 años (casi 8) y su abuela el único tema de conversación posible son los video juegos o las actividades escolares, hay  otros muchos temas que tratar. En realidad, se puede hablar prácticamente de todo, como cuando charlan dos adultos, eso sí, con unos planteamientos por parte del peque, mucho más originales y tiernos que los que ofrece una persona mayor.
Ayer hablamos un rato, por teléfono, sobre los móviles, el judo, los catarros, etc. De repente, me pregunta:
- Oye, yaya, si tu pudieras realizar un deseo ¿cuál elegirías?
- ¿Uno solo? no sé, así de repente... lo que más claro tengo es que quiero que estés bien, que te vayan bien las cosas,  que seas feliz. Tú y tu primo G. ¿Y tú? ¿qué eligirías?
- Bueno, la verdad es que tengo dos. El primero, sería poder estar algún ratito con las personas de la familia que ya no viven...
- ¡Chato mío! ¿cómo se te ocurre eso? ¿piensas en tu tío B. que te quería mucho? ya verás como alguna noche soñarás con él y te parecerá que está vivo, y te hablará, se reirá...
- No, el problema no es él, porque le conozco la cara y puedo pensar en él cuando quiera, el problema son otros de la familia, que no los he visto nunca y no sé cómo son. Por ejemplo, el padre del avi no tengo ni idea cómo era.  
- ¿No has visto ninguna foto? bueno, ya te buscaré una y te la enseñaré. -Y hago un cambio de tercio, porque no quiero meterme en berenjenales-  ¿Y, cuál es el segundo deseo?
- ¡Entrar en una pastelería y que me dijeran que podía comerme todo lo que hay allí!
- Bueno, ¡este es un poco más fácil de conseguir que el primero! pero, no creas, no veo muy claro que lo puedas alcanzar...
- Pero, yaya -me dice con tono didáctico- ¡los deseos siempre son cosas difíciles de alcanzar!
-Tienes razón, guapísimo ¡que listo eres!
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario